Enciclopedia - MADERA - ARTICULOS DE MADERA - Cómo elegir la madera justa:

Por sus características de origen la madera es uno de los materiales más demandados y antiguos en la construcción tradicional y en muchos de los modelos semi industrializados.

La natural belleza, versatilidad, simples procesos industriales de producción, y un costo final accesible según sus diferentes variedades, permitieron que desde tiempos antiguos formara parte de la gran mayoría de los procesos constructivos en todo el mundo.

Es un material natural que demuestra un nada despreciable comportamiento frente a los esfuerzos de flexión y compresión, debido al entrecruzamiento de sus fibras, lo que la posicionó en un buen lugar dentro de los materiales para techos, tabiques y estructuras superiores.

Y tan grande es la gama de maderas como sus distintas aplicaciones, y dentro de los parámetros habituales para una clasificación primaria se encuentran el costo, su dureza, la coloración, y su tratamiento posterior, entre otros.

Las maderas blandas son aquellas fáciles de trabajar, económicas, livianas y de colores claros. Como ejemplos se pueden citar el álamo, ceibo, sauce, acacia, y pino.

Precisamente este último tipo en la variedad Elliotis, es una de las maderas más utilizadas para techos, y en un principio se usaba solamente como revestimiento. Es una madera blanda por lo que deberá tenerse la precaución de aumentar su escudaría para soportar las cargas del techo, además de una protección adicional frente al ataque de humedad o de insectos.

Dentro de las duras se clasifican aquellas de mayor peso, colores intensos y también un costo más elevado como la caoba, teca, roble, haya, nogal, quebracho, entre otras. También existen las maderas duras como la grapia, que tiene una tonalidad similar al pino Brasil, pero un poco más amarillenta.

Otras maderas duras pueden ser el viraró y el lapacho paraguayo, que son dos tipos de maderas duras bastante estables.

La primera, con un tono acaramelado y con vetas, es muy usada para pisos, y la segunda tiene un tono más oscuro. Ambas son muy buenas no solamente para techos, sino para pisos o carpinterías en el exterior.

Un rubro creciente desde hace años es el de las maderas de segunda producción. Se las obtiene por reciclado de aserrín, virutas ó láminas combinadas con adhesivos o ligantes que dan como productos finales a los aglomerados, o maderas terciadas, que en los últimos tiempos han comenzado a reemplazar acertadamente algunos de los usos de la madera en la construcción, lo que permite una utilización más intensiva, pero a la vez racionalizada de este material tan antiguo como la misma naturaleza.

Los principales productos son tableros de MDF (Medium Density Fiberboard), tableros aglomerados (Particle Board) y tableros OSB (Oriented Strand Board), que se comercializan principalmente en nuestro país.

 

El cálculo:

Cuando se consulta el precio de un tirante, por ejemplo, suele pasar que en el comercio den primero un precio unitario que obviamente varía según el tipo de madera.

Este precio hace referencia al “pie cuadrado”. Para calcular el precio de un tirante de 2 por 6 pulgadas, por ejemplo, se suele usar la fórmula que multiplica estos dos números por el largo del tirante( esto es 2 por 6 por 3,35 metros). Al resultado se lo multiplica por un coeficiente constante que es 0,2734 y, finalmente, al resultado se le aplica el precio del pie cuadrado de cada madera.

Esta fórmula es usada fundamentalmente por los carpinteros argentinos, ya que los de origen chileno, que son muchos en nuestra zona, utilizan una que es más simple: 2 por 6 por la cantidad de pies de largo( por ejemplo 11 pies equivalen a 3,35 metros de largo). Al resultado lo dividen por 12 y lo multiplican por el precio unitario.

 

El MDF y sus variantes:

Fibroplus es un tablero MDF delgado revestido en una de sus caras con un folio decorativo. Es el complemento de Masisa Melamina, dado que posee los mismos colores y diseños. Se utiliza tanto en la construcción como en la industria del mueble y la decoración. Se aplica en fondo de muebles y cajones, revestimientos, cielos rasos, para la fabricación de puertas placas y exhibidores comerciales entre otros usos.

Por su parte Fibrofácil es un tablero de fibras de madera unidas por adhesivos urea-formaldehído. Las fibras se obtienen mediante un proceso termo-mecánico y se mezclan con adhesivos que polimerizan mediante altas presiones y temperaturas, obteniendo grandes placas planas de distintos formatos y espesores. Dentro de sus cualidades más positivas está la facilidad para aplicar pinturas y moldurar, permitiendo excelentes terminaciones. Su particular perfil de densidad, permite un importante ahorro de pintura y un menor desgaste de herramientas.

La amplia variedad de tableros (gruesos, delgados, desnudos y recubiertos) y su gran versatilidad, hacen que sea buscado para la industria del mueble y de la construcción. También se fabrica FibroFácil Light que es un MDF de menor densidad promedio que el Standard, y es un tablero más liviano, ideal para aquellas aplicaciones en las que esta diferencia no afecte al producto final. Después está la versión hidrorresistente, que es una placa estructural desarrollada para ser utilizada como diafragma de rigidización lateral en la construcción de viviendas industrializadas, sumándole la resistencia a la humedad y el comportamiento estructural a la ya reconocida facilidad de trabajo que presenta el FibroFácil.

 

Los usos más recomendados:

En nuestra zona el pino elliottis, el pino oregon, el álamo y el pino Paraná son los más usados para la construcción de estructuras para cubiertas livianas como chapas o tejas. Siendo el álamo el que usualmente se utiliza para los entretechos, es decir alfajías, clavaderas y listones que se colocan por capas sobre el machimbre o tablas cepilladas, en el caso de un cielos rasos de madera a la vista.

El kiri es una madera blanda pero que tiene la facilidad de tomar el color del roble o el cedro con un entonador, por ello y por su bajo costo comparativamente es usado bastante en la confección de muebles o zócalos.

El anchico se usa para carpintería en marcos de puertas y ventanas, parquets, postes, etc, siendo por otra parte, la mejor leña porque produce mucho calor y poco humo

El cedro, una de las maderas más preciadas, es de color castaño oscuro y brillo dorado suave, fácil de trabajar, por lo que se pule bien y es utilizada para diversos usos como muebles, hojas de aberturas, entre otros.

También están el guatambú amarillo y el blanco; el primero responde a las características de una madera de buena calidad, se utiliza en la confección de muebles finos, instrumentos de ingeniería y reglas. En tanto que el blanco es más utilizado para enchapados, terciados y mueblería fina. Es dura y ofrece dificultades para el clavado, por ejemplo.

Por su parte el incienso es también una madera muy preciada, pesada, dura, fuerte y resistente. Se usa en mueblería y ebanistería fina, también a la intemperie en escaleras y marcos de puertas y ventanas y  revestimientos exteriores.

 

Aglomerados:

Son tableros de densidad media compuestos de tres capas y producidos con partículas de madera aglomeradas mediante un proceso de prensado continuo.

 La superficie de sus caras es perfectamente lisa y apta para ser revestida con diferentes materiales: láminas de madera natural, laminados decorativos y folios. Ofrecen óptimas características de trabajabilidad: se cortan, perforan, maquinan y atornillan con las herramientas de uso habitual en carpinterías o fábricas de muebles.

Son utilizados como base para la fabricación de muebles para el hogar, oficinas, locales comerciales y otras instalaciones como revestimientos, tabiquería y pisos.

En el mercado nacional hay varias fábricas que proveen de estos productos con una calidad aceptable que permite su uso en variadas aplicaciones, como se expresa antes, además de permitir usos alternativos que muchas veces tienen que ver con la creatividad.

Placa Masisa en general es recomendada como revestimiento de tabiques, muros y pisos de zonas no expuestas a la humedad, como también en instalaciones comerciales, utilería y escenografías. En mueblería, como parte integral de muebles, y partes y piezas para su posterior recubrimiento.

Por su parte Ecoplac, es un tablero delgado de partículas finas de madera, unidas entre sí mediante un adhesivo ureico, fabricado en un proceso de prensa continua, con lo cual se obtiene un tablero con una amplia gama de formatos, con una superficie lisa y homogénea.

Es un tablero para la fabricación de puertas placas, revestimientos, cielo rasos y embalajes.

En mueblería, Ecoplac se puede aplicar como fondos de cajón, traseras de muebles y como base de tapizado para paneles divisorios.

 

¿Qué es el OSB?:

El OSB es una placa estructural y, según señalan sus fabricantes, no compite directamente con el MDF. Su competidor directo es el panel aglomerado que presenta indicaciones para los mismos tipos de usos.

El producto posee óptima resistencia físico-mecánica, resistencia de arranque a tornillos y posibilidad de pintura equivalente a los otros paneles estructurales.

Otra característica es la calidad interna, superior a la del aglomerado, ya que no tiene nudos ni huecos. En el aglomerado multilaminado son comunes las fallas y densidades diferentes en el interior que pueden comprometer la resistencia a la ruptura y a la elasticidad, además de influir en la estabilidad del panel.

El proceso de producción a gran escala y automatizado le proporciona a las placas una calidad absolutamente uniforme. Comparando el OSB con otros materiales, el producto presenta resistencia superior al MDF (2,5 veces mayor) y al aglomerado cuando es sometido a ensayos de resistencia a la ruptura y a la elasticidad. Sin embargo, esos dos materiales no poseen función estructural y son indicados para el uso en la industria de muebles.

Según sus mismos productores el OSB posibilita trabajar con grosores menores para una resistencia similar o superior, si se lo compara con los tableros aglomerados. En lo que tiene que ver con resistencia a la acción del agua, el OSB es similar al aglomerado fenólico en relación al descolamiento.

El Oriented Strand Board (OSB) nació en los Estados Unidos como una segunda generación del waferboard, producto desarrollado en 1954 por el Dr. James Clarke. Mientras que en el waferboard las tiras eran menores y aplicadas en todas las direcciones, el OSB utiliza tiras mayores y orientadas.

A partir de su introducción en el mercado norteamericano, la placa estructural fue rápidamente aceptada, substituyendo los demás paneles en el segmento de construcción residencial.

Los países que más utilizan estas placas son Estados Unidos y Canadá, principalmente para el uso en la construcción civil, debido a sus características físicas y mecánicas que posibilitan su empleo para fines estructurales.

En estos países, a partir de la década del 90, el OSB pasó a competir en gran escala con las placas de aglomerado.

Actualmente, todos los códigos de edificaciones norteamericanos y canadienses reconocen la calidad del material para los mismos usos que la madera aglomerada. Todavía nuevo en Brasil, el OSB sólo comenzó a ser producido y comercializado en gran escala a partir de 2002. 

Es un panel estructural de astillas o virutas de madera, orientadas en forma de capas cruzadas para aumentar su fortaleza y rigidez, unidas entre sí mediante adhesivos químicos aplicados bajo alta presión y temperatura.

El tablero OSB tiene una amplia aplicación en el sector construcción de viviendas, en todos los tipos existentes, dentro de los cuáles se destacan:

base de cubierta de techo, diafragma de rigidización lateral, pisos, escaleras, vigas doble “T”, tarimas, paneles divisorios, etc.

Dentro de los diferentes tipos de este material están los que tienen una protección extra contra los insectos o los que presentan bajos índices de hinchamiento y son sugeridos para su usos en encofrados de hormigón.

 

Tiene que haber equilibrio natural:

Los factores que pueden deteriorar o reducir la calidad de las maderas utilizadas en la construcción son: agentes físicos, mecánicos, químicos o biológicos.

De todos ellos, los que mayor influencia tienen en la madera son los agentes mecánicos y biológicos. Entre los físicos, la humedad participa como factor negativo en madera, debido a su acción sobre la modificación de las condiciones en que el material quedará expuesto frente a los esfuerzos mecánicos y al ataque de los agentes biológicos como los insectos.

La madera se comporta correctamente en uso cuando su contenido de humedad está en equilibrio con el ambiente que la rodea.

Este punto de equilibrio (equilibrio higroscópico) es variable según las regiones del país y condiciones de temperatura y humedad relativas del medio al que está expuesta la madera.

En la práctica las maderas en obra acusan modificaciones de humedad frente a los cambios ambientales, ya sea a lo largo del año, como en períodos más cortos por aplicación de equipos de calefacción o aire acondicionado.

Estas modificaciones en el contenido de humedad provocan contracciones e hinchamientos del material, tanto más notorios cuando más sensibles sean las maderas.

 

Fuente: http://www.rionegro.com.ar/

 

 

Noticias destacadas


VONDOM & PREMIO BOY 2010 (best of year)

VONDOM ha sido el elegido ganador del premio BOY- BEST OF YEAR en la categoría de Mobiliario
Exterior por la colección SURF diseñada por Karim Rashid.

Leer más >

Novedades


La internacionalización, eje central de la cuarta edición...

La internacionalización, eje central de la cuarta edición de la Feria del mueble que comienza hoy en la Feria de Zaragoza
El certamen tiene lugar hasta el domingo, 26 de enero
En sólo cuatro convocatorias, el salón se ha erigido como el referente sectorial y cuenta con 496 firmas
que ocupan nueve pabellones feriales

Leer más >